Camucha Escobar

LUNES 20 DE MARZO DE 2017

CAMUCHA ESCOBAR

"RESCATO PEQUEÑAS ANÉCDOTAS DE LA ÉPOCA GAUCHESCA ARGENTINA QUE NUNCA FUERON CONTADAS"

 

ES UNA DE LAS ESCRITORAS DEL GÉNERO ROMÁNTICO MAS EXITOSAS DEL MOMENTO, PERO NO SE LA CREE, DESDE SU PERGAMINO NATAL, ESTA PROFESORA DE INGLES, MADRE DE 4 HIJOS Y ENAMORADA CONFESA DE SU MARIDO EXPLICA LOS RECOVECOS DEL AMOR Y DE UN ÉXITO EDITORIAL POPULARIZADO MASIVAMENTE POR CORÍN TELLADO.

 

OPINIÓN. "Creo que desde la ficción cuando “hay amor” uno puede contar hechos de nuestra historia de una forma más llevadera y amena".

Eso piensa María del Carmen Escobar

FOTO: GENTILEZA ENTREVISTADA

 

"En mis novelas hay mucho de realismo mágico, que no es un género sino un movimiento literario y me encanta. También utilizo el suspenso y el misterio. Me gustaría escribir un thriller psicológico"

ALEJANDRA REY

redaccion@miradorprovincial.com

 

¡ Ay Camucha, Camucha! Nos vas a dejar nadando en un valle de lágrimas. ¿Cómo haces para que la pasión sea tan sorprendente? ¿Será que lo aprendes todos los días de la mano de tu amor de toda la vida, José, tu marido desde hace tantos años?

"Es el amor/tendré que ocultarme o que huir", decía Borges. ¿Te escondiste vos Camucha? ¿O es al revés, y desde tu Pergamino amado saliste para convertirte en una de las autoras románticas mas leídas de la Argentina?

Género mezquino el que elegiste Camucha: lo leen millones de mujeres, es el sostén de las grandes editoriales que, con éxitos como los tuyos bancan títulos que leen unos pocos -clásicos les dicen- y que desbordan un lenguaje empalagoso, desmesurado, erótico y donde los protagonistas son sagrados, tanto, que está prohibido matarlos en las sagas.

Pero que tienen mala prensa. El género, claro. Es cursi, dicen, poco intelectual, pasatista, simple...

¿Será Camucha?

Y elegiste el subgénero " novela romántica histórica" y la ambientaste en tus pampas,  por donde gauchos torvos hicieron justicia y amaron y vieron "Tu rostro en el fuego", el último de tus hits, Camucha.

Y, de paso, visitaste Rosario. Y de paso te agarre justito para hacerte esta entrevista. Y de paso sos humilde. Y, para terminar y dejarte hablar, Camucha, reivindicas el género que yo no leo, perdón -que hasta le ha enseñado historia argentina a mucha gente-.

Esta sos vos Camucha, que te llamás María del Carmen Escobar, nacidabajo el signo de escorpio el 1º de noviembre de 1961 en esa pampa linda pergaminense; que estudiaste entre monjas, en el colegio Nuestra Señora del Huerto, luego el Profesorado Nacional de Inglés, y hoy vendés mas que Cortazar y,  creo, cosechás más premios municipales, provinciales ,nacionales e internacionales que los grandes.

¿Será justo Camucha?

Mejor decilo vos.

 

 

UNITARIOS Y FEDERALES

 

-¿Cuánto de Pergamino hay en tus novelas? Más allá de que esta última transcurre allí. Me refiero al campo, la soledad, las desgracias, etc.

Hay mucho, más que nada en la primera. Con respecto a los hechos históricos soy fiel a los libros que los relatan como el de Gimenez Colodrero con respecto a Pergamino o Chervo con respecto a San Nicolás. Creo que el momento histórico que describo fue terrible en nuestro país porque enfrentó familias enteras y dentro de ellas a sus miembros. Fue una época muy cruel, donde murieron muchísimos inocentes por no hablar del exterminio que se hizo con los indios.

 

-¿Por qué unitarios y federales, Rosas y Urquiza venden tanto?

Pienso que esa época fue crucial en nuestra historia porque se enfrentaron familias y aún dentro de las mismas sus miembros: hermanos, primos, padre e hijos. Fue una época de expropiaciones, de castigos, de un ejército hambreado y también de malones. Malones cuyo primer objetivo fue robar, pero con el transcurso del tiempo se tornaron más agresivos. No debemos olvidar que nos fuimos apoderando de sus tierras.

 

 

 

PARTE DE UNA GRAN FAMILIA

 

-¿Quiénes leen tus historias antes de la editora? ¿Tenés un club de fans según me dicen... Ellas esperan que salga la edición y hacen "sentadas" como con otras autoras?

La novela primero la leen mi marido y mi hermana, Marita, quienes me señalan los errores que pude haber cometido.  José siempre trabajó en el campo y no me deja pasar ninguna.

Luego se lo doy a dos de mis amigas para ver cómo reaccionan: Gaby es la encargada de leerla de un tirón y decirme si se enganchó o no y Andrea que me la desglosa y la va desmenuzando y haciendo distintas observaciones. Después la trabajo con mis profesores de talleres y finalmente va a la editorial.

¡No tengo ningún club de fans que haga una sentada!!!!!!!!!! Sí un público hermoso que le apasionan estas historias. Es una de las experiencias más importantes del escritor de este género. Siempre digo que una novela necesita del escritor y sus fans para seguir avanzando. A mí me asombra la pasión que las lectoras depositan en la novela, se sumergen en el amor, el odio, las traiciones con igual intensidad o más que los propios personajes. Es un “ir y llevar” permanente, y que no muera un protagonista porque te crucifican. Tengo una experiencia muy hermosa con un encargado de un campo quien leyó Tierra en sombras, cuatro veces. Por eso lo puse como personaje secundario en Tu Rostro en el Fuego. ¡Se lo merecía!

 

-¿Te ofende que las editoriales utilicen a la novela romántica, que les deja mucha ganancia, para bancar ediciones pseudo cultas que dejan menos dinero?

No me ofende, es más no tengo la menor idea cómo se manejan. Lo que sí sé es que, en mi caso, Penguin siempre me dio amplia libertad, me hizo sentir muy cómoda y libre. La calidez de los que trabajan con uno es impresionante como así también la forma en que resuelven cualquier dificultad que se pueda presentar. Eso es fundamental a la hora de presentar tu proyecto y trabajarlo. Recuerdo las palabras de Flor Cambariere, mi editora cuando me llamó: Ya sos parte de esta gran familia y siempre me lo hicieron sentir de ese modo.

 

 

 

PARTE DE UNA TRIOLOGÍA. Tu Rostro en el Fuego es la segunda novela, luego de Tierra en Sombras, la tercera de la saga, está en etapa de escritura ahora mismo. FOTO: GENTILEZA ENTREVISTADA

 

-¿Te joroba que no se respete la novela romántica como un género más de la literatura?

La falta de respeto me joroba en general. Jamás en mi vida compré un libro por pertenecer a determinado género. Cuando un  autor me atrapa lo sigo a morir. En la mayoría de las novelas se aborda el tema del amor porque es inherente al ser humano. Además, en las mías hay de todo: romance, suspenso, intrigas, celos, muchos conflictos familiares que llevaron a las familias a límites impensados.

 

-¿Cómo llegaste vos al género? ¿Quiénes fueron tus ejemplos?

Cuando leí a Cristina Bajo en Como vivido cien veces y a Flor Bonelli en Indias Blancas supe que quería escribir algo así.

La idea del amor en las tierras de Pergamino y sus conflictos me interesó desde pequeña. Los abuelos Godoy, por parte materna, vivieron siempre en el campo de Villa Cañás, en donde no sólo aprendí a andar a caballo sino también a empaparme en todo lo concerniente a las actividades campestres. Por el lado paterno, mi abuela Mita era la que me leía todas las tardes las noticias truculentas que salían en el diario La Razón: ¡si un perro rabioso había mordido a una niña, si un violador andaba suelto, en fin, todavía me las acuerdo!!!!!!

Mis tres novelas, dos de las cuales ya fueron editadas por Penguin Random House - Tierra en Sombras y Tu Rostro en el Fuego - y su  continuación, que estoy escribiendo en estos momentos, conforman una trilogía “romántica-histórica” que se desarrolla en el Pago de los Arroyos: San Nicolás, Pergamino, Arrecifes y sus alrededores, una zona muy rica en batallas y sucesos importantes que abarcan los períodos desde el 1838 hasta aproximadamente el 59’ con la batalla de Cepeda. Eso aún no lo decidí.

Son novelas  en las que sus personajes están sumidos en la oscuridad y deben sobrevivir al complejo contexto de la lucha entre unitarios y federales, como así también entre federales que  apoyaban a Rosas y los que apoyaban a Urquiza.

Aunando el amor y la historia, ambos temas apasionantes, junto con la intriga, el suspenso y el misterio, recreo mi mundo interior y trato de expresarlo.

Creo que desde la ficción cuando “hay amor” uno puede contar hechos de nuestra historia de una forma más llevadera y amena. En mi caso particular voy rescatando pequeñas anécdotas de la época gauchesca argentina, historias que tal vez nunca fueron contadas pero que muchas de ellas sucedieron y desconocemos, universos injustos, violentos, tensos, a veces hasta insólitos... rodeados de traiciones, muertes y profundos amores.

 

-¿Cuál de las protagonistas de tus libros sos vos? Me refiero a que solo alguien que vivió un gran amor puede escribir así. Contame, por ejemplo, de tu primer amor o de tu primer desamor.

Con la que más me identifico es con María de la Cruz Montalvo. Ella se enamora de un ser desfigurado y ese hecho siempre me causó una gran inquietud. Los amores no consumados ni correspondidos de libros como Marianela, El Fantasma de la Opera o aún el terrible Heathcliff de Cumbres Borrascosas me hicieron soñar despierta. Quería un amor así, pero con otro final, y fue un logro personal poder hacerlo.

¡Qué te puedo contar de mis amores que fueron bien pocos! Pero sí recuerdo cuando tenía unos 12 o 13 años que con mi mejor amiga nos enamoramos del mismo chico y hacíamos lo imposible para que nos prestara atención: él se quedó con mi amiga y yo anduve desconsolada por un tiempo hasta que, como dice el dicho: un clavo saca a otro.

Mi único gran amor fue y es mi marido y padre de mis cuatro hijos al cual dedico Tu Rostro en el Fuego.

https://www.facebook.com/escobarcamucha/ https://twitter.com/CamuchaEscobar https://soundcloud.com/camucha-escobar/
https://www.pinterest.com/analiaelizalde/camucha-escobar/ https://www.youtube.com/channel/UCwzBE3OfQjPzD-KnMZVUvdw
Camucha Escobar Escritor